Cuidados y recomendaciones para los Funko POP!


Todos los coleccionistas tratamos de mantener sanas y salvas nuestras colecciones mas preciadas. Los coleccionistas de POP también podemos tomar algunos consejos para una mejor conservación de sus valiosas figuras de vinilo.

Bien conocidos por sus cuerpos pequeños, visuales inusuales y cabezas grandes, los Funkos se han convertido en una moda entre los coleccionistas. También son conocidos como Pops, otro nombre dado a esta serie de Funko basado en el término de cultura pop.

Todos los POP a partir de las líneas de Marvel y Star Wars son Bobble-Heads (con cabezal móvil), así como un selecto grupo de líneas de Disney. El resto de figuras, salvo raras excepciones, no presentan el diseño Bobblehead y, en lugar de eso, son etiquetados como ‘figuras de vinilo’.

Con artículos tan especiales en las manos, hay que saber cómo conservarlos. Traemos aquí algunos consejos importantes para garantizar la durabilidad de los Funkos.

1. Mantener Funkos en su embalaje original

El primero de los consejos de conservación es también el más obvio: mantener tus Funkos en la caja original. Muy común entre los coleccionistas, esta práctica asegura que su producto mantenga un valor comercial intacto. Sin embargo, la tentación de sacarlos de sus cajas es muy grande y muchos optan por deshacerse de ella.

2. Comprar o construir una vitrina o expositor

Para aquellos que no piensan en deshacerse de sus mascotas, pueden deshacerse de la caja y exponer todas en un armario como una buena opción alternativa. Así, cada uno de ellos será mucho más visible y garantizamos una gran mirada al área de Funkos, pasando a formar parte de la decoración de la zona.

Siempre elige armarios o espacios cerrados, que no expongan a los Funkos a las variaciones de polvo y tiempo, como la humedad o la luz solar directamente en ellas.

3. Evitar exposición solar

Los rayos solares absorben el color del vinilo a largo plazo, tanto de la caja como de las figuras (hechas de vinilo). Es importante prevenir que las cajas queden expuestas a temperaturas altas y a rayos solares.

Existen protectores que absorben los rayos ultravioleta, pero ninguno llega a filtrar el 100% de los rayos UV.

4. Construir un estante especial

Los estantes siguen la misma línea de armarios, pero son capaces de dar una visibilidad mucho mayor para sus Funkos. Con un estante de vidrio, por ejemplo, podemos mostrar los artículos de la colección, creando una visual muy interesante. Una manera fresca para organizar Funkos es ponerlos en posición piramidal o a diferentes escalas, disponiendo los más altos detrás para que todos puedan ser visualizados.

Para aumentar la prominencia y proporcionar un efecto particular sobre ellos, se puede instalar una lámpara LED, fluorescentes o de neón dentro de la plataforma, con la luz proyectada sobre los POPs. Es importante que la luz no irradie excesiva luz o calor.

5. Mantener en expositores de vidrio o acrílico

Para garantizar que los Funkos queden realmente protegidos y bien conservados, una gran opción es crear pequeñas cajas de vidrios o acrílicos, como acuarios, donde puedes separarlos individualmente dependiendo del tamaño del expositor de vidrio.

El metacrilato y el plexiglás son opciones interesantes y económicas. Estas cajas sustituyen al embalaje original de fábrica y no devolverán el valor de mercado para ellos. Sin embargo, con estos paquetes individuales, puedes crear una gran decoración de la sala de estar o dormitorio, exponiendo los artículos al azar en las paredes, por ejemplo.

6. Tomar precaución al retirar etiquetas de precio

Muchas tiendas habitúan a añadir etiquetas de precio a las cajas de POP. Para los usuarios que desean tener sus cajas libres de información comercial o etiquetas que afecten al visual de la caja pueden retirarla con sumo cuidado. Remover las etiquetas es una cuestión personal. Algunas personas prefieren mantener la etiqueta para que otras personas puedan conocer el precio que han pagado por dichas figuras en comparación con el valor del mercado actual.

Otros no coinciden en absoluto y prefieren eliminarlas para no estropear la estética de la caja. Si este es el caso, basta con tener mucho cuidado de no romper y dañar la caja, lo que reduce drásticamente su valor.

7. No olvidar la limpieza de los Funkos

Por último, no podíamos dejar de hablar de la limpieza de su colección. Los que eligen para mantenerlos a salvo en la caja no van a tener este tipo de problema, en cambio, los que prefieren exponer abiertamente los Funkos, necesitará tomar cuidado de su mantenimiento periódico. Para el mantenimiento de cajas basta simplemente el uso de un plumero o papel de cocina.

Ya que están hechos de un material más flexible que a menudo contiene varias ranuras, sus Funkos son más susceptibles a la acumulación de suciedad. La mejor solución es limpiar con agua y jabón suave, utilizando un cepillo de dientes suave que se puede llegar a todas las grietas. También puede optar por un hisopo de algodón para evitar rayar el material.

Importante: no usar lejía, alcohol o cualquier otro material de limpieza, ya que pueden dañar los colores y secar el material.


No hay comentarios:

Publicar un comentario